La mujer pensaba que estaba embarazada de trillizos, su vientre era enorme, ¿Qué más podía ser? Al sexto mes acudió al médico y su realidad cambió de la noche al día.



La mujer pensaba que estaba embarazada de trillizos, pero… de pronto su mundo se vino abajo. En su vientre no crecían bebés sino una amenaza para su vida.


Se llevó la sorpresa de su vida


La curiosa y lamentable historia trata de una mexicana de tan solo 24 años de edad. La mujer pensaba que estaba embarazada de trillizos, pero la realidad era otra. Su vientre estaba enorme como si, precisamente, tres bebés estuvieran creciendo en su interior. La chica nunca se realizó chequeos durante la supuesta gestación y a los seis meses fue que acudió a recibir atención médica.


El doctor Erick Hanson Viana, explicó que a la joven se le extrajo un enorme tumor del abdomen. Este tenía un peso de 33 kilos, medio metro de ancho y 157 centímetros de circunferencia. Tales eran las magnitudes de la masa que ocupaba el 95% de su cavidad abdominal. Los galenos quedaron atónitos ante el caso y no se explican cómo la mujer pensaba que estaba embarazada de trillizos. Por suerte para ella, una cirugía le salvó la vida. Los médicos todavía están desconcertados porque una masa así pudo ocasionar un paro cardíaco, de hecho, ella tuvo arritmias.



¿Qué enseñanza nos deja la noticia? Cuando tu cuerpo funciona distinto y notas algo raro, busca a un profesional sanitario. Las enfermedades pueden resolverse si tenemos el tiempo a favor. Mira la historia de la mujer pensaba que estaba embarazada de trillizos y no era cierto.


El interesantísimo caso del embarazo de Klara Dollan


La historia que Klara Dollan contó a BBC Radio 5 Live es completamente distinta a la anterior. En 2016 tuvo un embarazo críptico, lo que significa que tuvo un hijo sin saber que estaba embarazada. Aunque parezca increíble estas cosas pueden suceder y ella lo sintió en carne propia. ‟Normalmente, los padres cuando se enteran de que van a tener un bebé, tienen tiempo de hacerse la idea de cómo cambiará su vida”, explicó Dollan.



Es cierto, convertirse en madre es un proceso físico y psicológico. El cuerpo de la mujer cambia y se adapta para que otro ser humano crezca en su interior. La mente también se prepara porque el rol a desempeñar es más complejo. Hasta la casa recibe retoques y llegan nuevos accesorios indispensables para el pequeño en espera. No obstante, cada año cientos de bebés nacen de chicas que no sabían de su gestación. Esta vez le tocó a Klara y decidió contar cómo ocurrió ese inesperado día. Según narra la protagonista de esta historia, la jornada comenzó como de costumbre y terminó con un nacimiento.


‟Era lunes por la mañana, me desperté a las 4 de la madrugada con los peores calambres menstruales que había tenido en mi vida. Había tomado la píldora sin descanso durante los últimos seis meses, sin ninguna interrupción. Pensé que mi período se estaba tomando la revancha en forma de dolor. ¿Por qué tiene que pasarme el primer día de mi nuevo trabajo? Mi madre me dio paracetamol y me dijo: -Tienes que irte ya. Los dolores iban y venían, el último había durado tal vez medio minuto. No era algo que hubiera experimentado antes, estaba sudando.”


La forma en que Dollan relata el suceso más impresionante de su existencia es sorprendente. Explica que le fue imposible continuar en el trabajo, que perdió la llave de casa y llamó a un cerrajero. Ya en el baño y con la compañía de una vecina casi desconocida para ella, sintió la necesidad imperiosa de pujar. Una y otra vez lo hizo hasta que vio salir la cara de una pequeña, su niña Amelia. ‟Era una recién nacida perfecta y gritaba. Estaba llorando y yo también. Me desmoroné completamente”. ¡Wow! Es increíble, pero cierto. Justo así funciona un embarazo críptico.


La profesora Helen Cheyne de la Universidad de Stirling en Reino Unido aclara el término anterior. Explica que este se utiliza para aquellas mujeres que no tienen idea de que están embarazadas. Agrega que es una gestación que puede coincidir con períodos de mucho estrés. Por lo tanto, la fémina no experimenta los síntomas y signos clásicos del estado.


¡Tres embarazos y 6 hijos!


A las chicas este post les parecerá interesante, pero a los hombres aún más. Lo próximo que te traigo es de lo más extraordinario que he leído en mucho tiempo. Esto sucedió en el hospital Itajaí, Brasil. Una madre de gemelos dio a luz a trillizos en el que sería su tercer embarazo. Los médicos confirmaron que los bebés nacieron sanos y no se precisó ingreso en UCI Neonatal como es habitual. Se trata de un caso especial y poco común, ya que la mamá Camila Cassimiro da Coceição tuvo tres gestaciones. La primera vez que quedó en cinta dio a luz un bebé. La segunda ocasión trajo gemelos y en la última, tres pequeños y hermosos trillizos.



¿Te imaginas cómo sería tener seis hijos en tres partos? Nada, es fascinante lo que le ha sucedido a esta chica. En las redes sociales del hospital Marieta Konder Bornhausen compartieron el singular hecho. ‟Presenciamos otro parto múltiple realizado en nuestro centro. Los bebés nacieron totalmente sanos. Felicitamos a los padres por el nacimiento de sus tres hijos”.


Los nuevos integrantes de la familia se llaman Victoria, Breno y Valentina. Llegan para compartir la alegría con sus otros tres hermanos que les esperan en el hogar. Según los galenos, gozan de vitalidad suficiente y están completamente saludables, al igual que su mamá.


¿Qué piensas de todos estos acontecimientos sorprendentes? Es muy cierto ese refrán que dice que no siempre dos más dos es igual a cuatro. Toda regla tiene su excepción y a estas chicas les tocó salirse de la norma. La mujer que pensaba que estaba embarazada de trillizos descubrió que no. Otra que no soñaba con ser madre, de pronto ya lo era sin sospecharlo. En fin…cosas que suceden y se vuelven noticias por ser exclusivas.