¿Cuál es tu comida favorita? Deja adivinar… ¿una ensalada de tomates, lechuga y brócoli aderezada con limón? Si tu respuesta es no, entiendo; ah ya, una pizza rebosante de jamón y una Coca-Cola bien fría. También a mí se me antoja tu elección. Sin ánimos de aguar la fiesta, debes saber que estos son alimentos que afectan tu salud renal. Por favor, consúmelos con moderación.





¿Bebemos un zumo?


Es increíble lo presente que están los zumos, refrescos y bebidas energéticas en nuestra cotidianeidad. Son muy fáciles de adquirir en cualquier cafetería o punto de venta de comida rápida. Pero, ¿sabías que estos alimentos afectan tu salud renal? Lamentablemente sí. De hecho, algunos expertos comparten la opinión de que debieran eliminarse de la dieta por sus perjuicios al organismo. Y es que estos deliciosos líquidos suelen llevar grandes cantidades de azúcares añadidos. Además, sustituyen el consumo de agua que es vital para el mantenimiento de una adecuada función renal.



Los especialistas recomiendan beber un mínimo de 2 litros de agua diario. Volumen necesario para filtrar y proceder a la eliminación de los desechos de la sangre. También sugieren que las personas mayores que no sienten sed con frecuencia, hagan intencional la acción de ingerir el líquido. Para los más jóvenes frenar el consumo de estos alimentos o reducirlos, se torna un poco más difícil. No obstante, es importante que entiendan la magnitud de los riesgos a los que se exponen.


¿Coca-Cola o Pepsi?


Caer atrapado en el dulce y refrescante sabor de un Pepsi o una Coca-Cola es algo natural en la actualidad. ¿Qué se esconde detrás de esa magia que impacta en tu paladar? Una buena dosis de cafeína, atropina y en menor porciento de egnonina. Estos compuestos son los causantes de la capacidad adictiva de las bebidas más populares del mundo.




Además, entre sus componentes tóxicos destaca el ácido fosfórico con un reconocido efecto corrosivo. Los estudios realizados con estas bebidas afirman que sus ingredientes contribuyen a la aparición de diferentes enfermedades y alteraciones. Entre las más comunes de ellas está la diabetes mellitus, anemia, pérdida del esmalte de los dientes, obesidad y el envejecimiento prematuro. Los expertos insisten en la necesidad de sustituir la Coca- Cola y la Pepsi por jugos y refrescos 100 por ciento naturales. Recuerda que, ¡tu salud es lo primero!


Cuidado con los cubitos y caldos vegetales precocinados


Los adelantos de la industria alimentaria son cuantiosos y tienen repercusión en nuestros platillos. En medio del caos que vive la sociedad moderna, tener a mano cubitos y caldos precocinados es genial. Llegar a casa después de un día de trabajo extenuante amerita algo fácil y rápido para llevarse a la boca. ¡Ojo!, no abuses de esta alternativa porque puede convertirse en un problema para tu bienestar físico.



Estos productos contienen grandes cantidades de sal añadida lo que es muy perjudicial para tu organismo. Es recomendable que aún en tus propias elaboraciones, reduzcas el contenido del mencionado ingrediente. En su lugar, puedes usar vinagre para aderezar o gotitas de limón. Evita por todos los medios los alimentos que afectan tu salud renal, tu cuerpo te lo agradecerá.


Dos pizzas repletas de jamón y chorizo, por favor


Después de haber leído lo anterior estarás diciendo, ¿no me digas que tampoco puedo comer pizza? Puedes degustarla sin problemas, solo que deja los embutidos para ocasiones especiales. Estos son alimentos que afectan tu salud renal por lo que debes espaciar su consumo. Sustituye el jamón y el chorizo por vegetales como el pimiento y la cebolla, es una buena alternativa.



El exceso de sal presente en jamones y chorizos eleva la cantidad de sodio en la sangre. Como consecuencia se reduce la capacidad de los riñones para eliminar el agua. La Organización Mundial de la Salud recomienda que la ingestión diaria de este compuesto sea inferior a los 2g. Los embutidos y carnes procesadas contienen esa cantidad por cada 100 gramos. Son deliciosos, pero especialmente dañinos.


¿Por qué reducir los lácteos enteros?


Los lácteos enteros poseen nutrientes muy beneficiosos para nuestro cuerpo como ácidos grasos de cadena corta, calcio y proteínas. No obstante, centrando especial interés en este último compuesto, es importante que estén presentes en tu dieta con moderación. ¿Por qué? La urea es el resultado del metabolismo proteico. De manera que, mientras más ricos sean los alimentos en ese macronutriente, más trabajo harán tus riñones para eliminar sus desechos. Eso no significa que debas eliminar los lácteos de tu dieta, solo no excederte con ellos.




Una ensalada de encurtidos


¡Verdaderamente un manjar! Los pepinillos encurtidos, los pimientos, en fin…son especiales, pero tienen una desventaja. Al añadirle sal para su conservación puede sobrepasarse el límite permisible para una dieta saludable. Es por eso que debes tomar precauciones y no dejarte llevar por su irresistible sabor. Como dijera un sabio una vez: todos los excesos son malos.





Bistec de res 3 veces por semana


¿Eres de los carnívoros que no se resiste a un buen bistec de carne roja? Y te entiendo porque, ¿a quién no se le hace la boca agua con uno bueno de esos? Aquí el dilema radica en la alta porción de proteínas y fósforo que contiene este alimento. Y como ya te expliqué con anterioridad, los riñones ‟se estresan” para eliminar los residuos. Si eres saludable podrás con ese reto. En caso de tener alguna afección en el sistema excretor, asesórate con tu especialista. Es la persona idónea para elaborar la mejor dieta para el funcionamiento óptimo de tu cuerpo.



A veces pensamos que, poniendo frenos a nuestro apetito estamos cayendo en una especie de prisión autoimpuesta. Nada menos cierto. ¿Acaso no es mejor vivir una vida plena llena de salud? ¿Por qué negar los avances realizados por la ciencia a lo largo de los años? Tú eres de los que apuesta por el bienestar y por eso has llegado hasta el final de la lectura. ¡Enhorabuena! Evita los alimentos que afectan tu salud renal y vive una centuria.